martes, 21 de febrero de 2012

CÓMO DUERMEN LAS FAMILIAS CUANDO LLEGA UN BEBÉ

La llegada de un bebé a la casa supone un cambio en los ritmos y conductas que venía llevando la familia antes del nacimiento. Las ojeras, el cansancio, noches en vela, pasan a ser tema de interés y forman parte de esos primeros días, incluso meses de adaptación;  Pero nada es eterno y en el camino solemos complicar mas las cosas y no escuchamos nuestro corazón, el alma nos pide estar cerca de los bebés pero la cultura nos grita que no podemos estar con él/ella, porque lo vamos a malcriar, porque no es bueno, porque no va a ser independiente ni autónomo bla, bla, bla..y en este devenir de pensamientos son largas las noches de sufrimiento y desesperación, hasta que un día a veces sin admitirlo nuestro hijo/a entra en nuestra cama y descubrimos que es compatible mejorar el descanso y tener un recién nacido. 
En Estados Unidos realizaron una encuesta preguntando a los padres si compartían la cama con sus hijos, una gran mayoría decía que no, pero al preguntar si alguna vez lo había hecho la cifra se disparaba, creo que si hiciéramos esa pregunta y pudiésemos responder libres de prejuicios y tabúes muchas sorpresas nos encontraríamos! 
Les dejo el link esta buenísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario